Tuberculosis

¿Qué es la tuberculosis?

La tuberculosis es una enfermedad causada por la bacteria (Mycobacterium tuberculosis), bacilo descubierto por Robert Koch el 24/03/1882, por lo que lleva su nombre.

Se trata de una infección curable y prevenible, que se transmite de persona a persona a través del aire, y compromete principalmente a los pulmones, entre otras partes del cuerpo, que cuando no recibe tratamiento oportuno puede dejar graves secuelas.

La tuberculosis es la segunda causa de muerte por enfermedades infecciosas alrededor del mundo

 

eci, eci mendoza, tuberculosis, mendoza tuberculosis,

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la tuberculosis activa dependen del área del cuerpo donde se esté multiplicando la bacteria (Mycobacterium tuberculosis). Por lo general, este bacilo se multiplica en los pulmones (tuberculosis pulmonar), pero existen formas extrapulmonares, que llegan a representar entre el 10 y 20% del total de casos. En cuanto a estas formas, si bien su capacidad de contagio es baja, tienden a ser más agresivas o a generar secuelas que pueden limitar de manera significativa la calidad de vida del paciente.

La tuberculosis pulmonar suele tener la siguiente sintomatología:

  • Tos persistente por más de 15 días, a veces con la presencia de sangre en el esputo.
  • Dolor en el pecho o dolor al respirar o toser.

Otros síntomas de enfermedad son:

  • Cansancio o fatiga.
  • Pérdida de peso involuntaria.
  • Fiebre / Escalofríos.
  • Sudoración nocturna.
  • Falta de apetito

Estos síntomas pueden ser leves durante varios meses, motivo por el cual el enfermo tarda en consultar al médico, mientras inadvertidamente contagia a las personas de su entorno.

Ante la presencia de tos persistente, durante más de 15 días, es importante consultar al médico

La tuberculosis también puede afectar otras partes del cuerpo, incluidos los riñones, la columna vertebral o el cerebro. Cuando la tuberculosis se produce fuera de los pulmones, los signos y síntomas varían según los órganos involucrados. Por ejemplo, la tuberculosis de la columna vertebral puede provocar dolor de espalda y la tuberculosis en los riñones puede causar presencia de sangre en la orina.

eci emergencias médicas mendoza, emergencias mendoza, emergencias médicas mendoza, emergencias mendoza, ecco mendoza, atemergencias, serprisa, mendoza, salud, medicos mendoza, medicos mendoza pediatras, pediatras mendoza,

¿Cuándo consultar con el médico?

Se debe visitar al médico ante la presencia de fiebre, acompañada de pérdida de peso inexplicable, sudores extremos por la noche o tos persistente, que en su conjunto pueden ser el aviso de un problema de salud.

¿Quiénes presentan el mayor riesgo?

La tuberculosis afecta principalmente a los adultos en los años más productivos de su vida, sin descartar a demás grupos etarios, que no están exentos del riesgo a enfermar.

Más del 95% de los casos y de las muertes se concentran en los países en desarrollo

Las personas infectadas por el VIH tienen entre 20 y 30 veces más probabilidades de desarrollar tuberculosis activa. Riesgo que también es elevado en aquellos adultos o niños que están en contacto con personas infectadas o aquellos que trabajan en atención médica o tratan a personas con alto riesgo de tuberculosis.

¿Cómo se diagnostica?

La reacción cutánea de la tuberculina de Mantoux es una prueba clásicamente utilizada, pero hoy las pruebas rápidas (Xpert® MTB/RIF) se usan cada vez más, desde que la OMS recomendó su empleo a finales de 2010, para detectar la infección por Mycobacterium tuberculosis y su resistencia antibiótica, por ser una prueba efectiva que permite obtener el diagnóstico de la infección en término de dos horas aproximadamente.

El diagnóstico rápido de la tuberculosis es fundamental para el tratamiento y control de su propagación

Pero es necesario hacer, además, otros estudios para confirmar el diagnóstico de tuberculosis pulmonar, en una persona que haya tenido una reacción positiva en las pruebas mencionadas. Entre las que se destaca la radiografía de tórax anteroposterior, estudio útil para detectar la presencia de anormalidades, y donde se pueden detectar lesiones en nivel pulmonar, que pueden diferir en tamaño, forma, densidad y cavitación. A lo que se suma la baciloscopia de esputo o de otras muestras, según el foco de la infección, prueba que viene utilizándose desde hace décadas, y que consiste en el examen microscópico de una muestra por técnicos de laboratorio, para detectar la presencia de bacilos acidorresistentes (BAAR).  Método fácil y rápido, pero no confirmatorio de diagnóstico de tuberculosis, porque algunos bacilos acidorresistentes no son Mycobacterium tuberculosis. Por lo tanto, para confirmar el diagnóstico se debe proceder también, al aislamiento del microorganismo en el cultivo, pero ambos estudios presentan inconvenientes: primero, por su sensibilidad, la cual oscila entre 40 y 60 %, y segundo, por el tiempo requerido para obtener resultados, puesto que una adecuada identificación puede llega a tardar entre seis y ocho semanas.

¿Cuál es el tratamiento?

La forma activa de la enfermedad que es sensible a los antibióticos se trata administrando durante seis meses una combinación estándar de cuatro medicamentos antimicrobianos, junto a las pertinentes tareas de información, supervisión y atención del paciente por un profesional de salud capacitado. Sin ese apoyo, el cumplimiento terapéutico puede ser difícil, propiciando a la propagación de la enfermedad.

La gran mayoría de los pacientes se curan bajo la condición, que siempre dispongan de los medicamentos antimicrobianos necesarios y que estos se suministren y tomen correctamente, siguiendo las indicaciones del médico tratante.

Los casos que no recibe tratamiento adecuado pueden evolucionar a la muerte, con cifras que llegan a las dos terceras partes del total de los enfermos por tuberculosis.

Se calcula que desde el año 2000 se han salvado más de 53 millones de vidas gracias al diagnóstico y el tratamiento efectivo de esta enfermedad

 

https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/tuberculosis

 

 

 

Prof. Mg. Aldo Sergio Saracco, médico

Director Observatorio de Salud Pública y Problemáticas de Consumo, UNCuyo

Codirector de Carrera de Especialización en Medicina Legal, FCM, UNCuyo

Titular Cátedra Toxicología, FCM, UM

Titular Cátedra Química Toxicológica y Legal, FFyB-UJAM

Prof. Adjunto Cátedra Medicina Legal, FCM, UNCuyo

Magister en Toxicología, Universidad de Sevilla

Especialista en Medicina Legal, Universidad Nacional de Cuyo.

Especialista en Docencia Universitaria, Universidad de Mendoza.

Mendoza – Argentina

 

 

adminTuberculosis