¿Cómo impactan los pensamientos en nuestra salud?

¿Cómo impactan los pensamientos en nuestra salud?

Cada vez más se habla de la influencia de los pensamientos en la salud de nuestro organismo. Sin embargo, ¿cuánto entrenamos realmente a nuestros pensamientos? ¿Damos rienda suelta a pensamientos negativos, así sin más, sabiendo del impacto que esto puede traer a nuestra salud?  ECI Emergencias Médicas Mendoza y los pensamientos vs. la salud.

Los pensamientos también enferman

Rodolfo De Angelis, Master Trainner de la NLP University California, señala que es necesario reconocer que no percibimos la realidad tal cual es sino que nos hacemos una representación interna de la misma, luego de pasar esta información por numerosos filtros, como los sentidos, las creencias, nuestra historia y las emociones. Por esta razón, ser conscientes de esto es el primer paso para un cambio de hábitos más saludables.
Pero, ¿cómo surgen estas representaciones? Fundamentalmente, a través de las palabras que conforman nuestro pensamiento. La Programación Neurolingüística postula que las palabras generan pensamientos, los pensamientos, emociones y las emociones son un motor para la acción, cuerpo, mente y emoción se afectan mutuamente.
Como ejemplifica De Angelis, antes de salir de casa puedo pensar que algo maravilloso me va a pasar o que algo horrible me puede suceder. En ambos casos estaría teorizando, porque no sé lo que me espera. La clave de esto es que nuestro organismo no lo recibe igual: si pienso en cosas negativas, mi cuerpo se contractura y se me hace un nudo en el estómago. Por el contrario, un pensamiento lindo me da ánimo, y me relaja.
De hecho, diversos estudios han demostrado que un minuto entreteniendo un pensamiento negativo deja el sistema inmunitario en una situación delicada durante seis horas y que si se prolonga en el tiempo puede terminar, incluso, en un problema de salud.

eci emergencias, planes personales eci, eci emergencias, emergencias medicas mendoza,Cerebro e inmunología

Cada vez hay más avances en la comprensión de cómo el cerebro dirige el sistema inmunológico, según cuenta De Angelis. El estrés y las respuestas emocionales pueden cambiar los niveles de químicos en la sangre que afectan al funcionamiento del sistema inmunológico. Además, se ha comprobado que nuestras células inmunes también responden directamente a las mismas sustancias químicas de nuestras células cerebrales y nerviosas para comunicarse entre sí.
Así, nuestro sistema nervioso autónomo y nuestro sistema inmune pueden estar influidos tanto por las representaciones mentales y las expectativas generadas desde el interior de nuestro sistema nervioso central, como por los estímulos del mundo exterior.

 

 

admin¿Cómo impactan los pensamientos en nuestra salud?