Las 8 consultas que más reciben los nutricionistas

Hay nutricionistas de todo tipo: más flexibles, más severos, empáticos, estrategas, terapeutas, químicos… Cada uno tiene su forma especial de ejercer la profesión. Sin embargo, los pacientes son bastantes parecidos: la mayoría hace, siempre, las mismas preguntas; ¿cuáles son? En el Día del Nutricionista, que se celebra este 11 de agosto, ECI Emergencias Médicas las responde, así los nutricionistas pueden descansar en su día:

1. ¿Cuándo y cuántas frutas hay que comer al día?

Si bien la ingesta de frutas es una de las bases de una alimentación saludable, lo cierto es que el momento y la cantidad dependen del paciente. Hay personas que las comen como postre y les sienta muy bien. En cambio,a otras, las suele hinchar. En este último caso, se aconseja comer la fruta media hora antes de la comida o entre ingestas. En el verano, se recomienda consumir 3-4 piezas de fruta al día para mantenerse hidratado y aportar vitaminas y minerales. Serán 3 o 4 según la cantidad de hortalizas que se ingieran en el mismo día para llegar al número 5, que es la cantidad de ingesta de fruta y verdura que hay que consumir diariamente para seguir un estilo de vida saludable.

2. ¿Qué tipo de agua es preferible consumir?

Si se garantizan óptimas condiciones sanitarias y está rica de sabor, se puede consumir agua directamente de la canilla. En cuanto al agua embotellada, al margen del coste medioambiental, esta puede desprender sustancias tóxicas. Cuanto más grande es la capacidad del envase, mejor, porque están más disueltos los microplásticos.

Cuando el agua tiene sabor a plástico, porque, por ejemplo dejamos la botella de agua en el auto; significa que el envase ha cedido formaldehído y aceltadehído. En este caso, se sugiere tirar el agua y también la botella. Por otro lado, las botellas de agua no se debieran rellenar porque ocurrirá lo mismo que ocurre cuando el agua se expone al sol: cede materiales y el agua cambia de sabor. Una alternativa es tomar agua envasada en botellas de cristal o de acero inoxidable. La solución ideal para la salud y para el medio ambiente sería instalar filtros en las casas y en los espacios públicos y tomar agua filtrada.

hogar protegido eci, eci, emergencias medicas mendoza3. ¿Por qué hay que evitar los edulcorantes si no aportan calorías?

Los edulcorantes, además de modificar el estándar de sabores y acostumbrarnos a sabores más dulces, tienen consecuencias negativas para la microbiota ya la modifican.
También hay estudios que relacionan el consumo de edulcorantes con la aparición del síndrome metabólico, que es una enfermedad “moderna” que afecta a personas que cumplen estos criterios: hipertensión arterial, triglicéridos y colesterol LDL, azúcar en sangre elevado y una concentración de grasa abdominal que conjuntamente predisponen a padecer enfermedades cardiovasculares y diabetes mellitus tipo 2. Se relaciona los edulcorantes con el síndrome metabólico porque se ha demostrado en algunos estudios que, en determinadas personas, los edulcorantes pueden desencadenar una respuesta insulínica, es decir, lo mismo que ocurriría si se consumiera azúca. No aporta calorías pero sí información: el cuerpo pone en marcha los mismos mecanismos como si se consumiera azúcar.
Los especialistas recomendan no esperar más años para que las autoridades desaconsejen los edulcorantes, es mejor ser prudentes y reducir su consumo desde ahora. Antes no estaba prohibido fumar en espacios cerrados, aunque ya se sabía que no era bueno, entonces, no se debería esperar a que lo prohíban para que dejemos de hacer algo.

4. ¿Por qué me hincho después de comer?

Algunas personas comen tan rápido que, además de no masticar y provocar problemas digestivos, les llega mucho aire en el tramo intestinal provocando aerofagia. La aerofagia produce hinchazón y gases y está causada básicamente por una ingesta excesiva de aire producida por comer demasiado rápido. De todos modos, si creeés que comés con el tiempo necesario y que masticas correctamente y continúa la hinchazón, es necesario consultarle a un médico.

5. ¿Es malo saltarse alguna comida?

No hay nada estipulado, no existe un número mágico para saber cuántas ingestas son las necesarias. Depende de la composición nutricional de las ingestas y las cantidades que comamos. Por lo general, se recomienda comer 3 veces al día para dejar descansar al intestino. Las 5 ingestas diaras están pensadas, sobre todo, para personas con alta demanda de energía (por ejemplo, deportistas) o personas que por sus características fisiológicas necesitan comer menos cantidades y más a menudo.

6. ¿Es tan importante desayunar?

No. Todas las comidas pueden ser igual de importantes o igual de prescindibles. El desayuno se puso muy de moda en la industria de la alimentación por la cantidad de marcas de cereales, galletas y otros alimentos procesados que nacieron a partir de 1940 con eslóganes que contenían la frase “desayuno ideal”. Lo bueno o malo que sea un desayuno dependerá de lo saludable que sea. Si no hay hambre en la hora del desayuno es mejor esperar a tener hambre y desayunar un poco más tarde (sano, obviamente).

Tampoco hay evidencia sobre el papel del desayuno en el nivel de atención, coordinación, memoria e inteligencia. Los estudios realizados entre personas que desayunaban antes de empezar su trabajo y personas que no desayunaban no lograron ninguna conclusión definitiva.

7. ¿Por qué es importante dormir bien para adelgazar si ya hago dieta y ejercicio?

Si no se descansa lo suficiente (generalmente y dependiendo de la persona se necesitan entre 7 y 9 horas), se eleva el cortisol. Entonces, con el cortisol alto se inhibe la lipólisis, que es la crema de grasa, ya que el cuerpo está en alerta. Es decir: hay una alarma sonando en el cuerpo alertando sobre un posible peligro. Entonces, el cuerpo, uno de los mecanismos que ejecuta es inhibir la quema de grasa por si puede necesitar esta grasa en un futuro. Además, también ocurre que cuando uno está cansado confunde hambre con sueño y tiende a comer de más.

8. ¿Por qué tengo hambre todo el tiempo, incluso después de comer?

Aquí habría que revisar las ingestas del paciente y ver si ha comido suficiente cantidad de proteínas y fibra. Además, habría que ver también el tiempo que tarda en comer, ya que si se come muy deprisa no damos tiempo al intestino a liberar leptina, que es la hormona que por regulación endocrina le da al cerebro la orden de parar de comer porque está saciado.

Esto puede suceder, entonces, cuando se come muy rápido y de forma poco consciente, como por ejemplo delante de una pantalla). Como lo hemos hecho rápido no hay regulación endocrina y no estamos saciados; por lo que probablemente volveremos a comer 45 minutos después porque tendremos hambre.

covid19, eci emergencias, eci mendoza, ambulancias, areas protegidas mendoza, áreas protegidas, áreas protegidas mendoza, ambulancias mendoza, medicos mendoza, pediatras mendoza, control covid19

 

Camila BalterLas 8 consultas que más reciben los nutricionistas