Psoriasis y el frio: cuidado de la piel

La Psoriasis y el frío

Psoriasis: podemos comenzar diciendo que la psoriasis es una enfermedad que produce hinchazón, dolor, cambios de coloración en la piel, causado fundamentalmente por la descamación.

¿Qué produce la psoriasis?

En todas las personas las células de la piel tienen un proceso de renovación constante, van subiendo desde las capas más profundas hasta la superficie, este cambio produce que las células muertas sean suplantadas por nuevas, este proceso llamado renovación celular suele tomar un mes aproximadamente. En el caso de las personas con psoriasis conlleva un proceso que  se realiza en muy poco tiempo (días habitualmente), por lo que se superponen aquellas que están en la superficie con las nuevas, de ahí el proceso de descamación y agrupamiento.

El enemigo es el invierno

El enemigo de todas las personas que padecen psoriasis es el frío, por lo tanto el invierno, cuando la piel se reseca se agudizan los picores o brotes. La deshidratación cutanea afecta a la epidermis que se renueva más rapidamente por la propia sequedad en la piel.

¿Te puede dar psoriaris?

Es una enfermedad que se presenta habitualmente cuando existen antecedentes en la familia. Los genes tienden  a intervenir en estos casos, atacando tanto a hombres como mujeres alcanzando a un 3% de la población.. Igualmente podemos afirmar que cualquier persona podría tener psoriasis siendo más común en la adultez si bien pueden presentar síntomas desde niños.

Los 6 factores de riesgo de la psoriasis

  1. Clima frío

  2. Infecciones

  3. Obesidad

  4. Irritación dela piel

  5. Stress

  6. Ciertos medicamentos

La enfermedad del brote

La psoriasis se puede presentar como leve, moderada o severa. El brote suele causar placas de piel gruesa, escamas plateadas o piel enrojecida. Habitualmente producen un picor importante y dolor. Las zonas de las rodillas, partes de las piernas, cuero cabelludo, región sacra (parte baja de la espalda, cara, manos, pies, codos, llegando hasta los genitales.

El stress es una gran detonador de la psoriasis nerviosa: las emociones tanto positivas como negativas puede ser uno de los responsables de este tipo de psoriasis. A mayor stress aumenta la producción de adreanalina y esta en exceso pueda afectar órganos internos y por consiguiente trastornos en nuestro sistema nervioso.

 Recomendaciones en el tratamiento

Todos los tratamientos recomendados se basan en emolientes (ayuda a reducir las escamas superficiales) y por otro lado los hidratantes son aquellos que colaboran con la hidratación natural. Se recomienda el uso de ambos en las dos etapas, tanto en el brote como en la retirada del brote (o remisión).

Recordá consultar con tu dermatólogo para obtener una mejor respuesta si ya estás diagnosticado con psoriasis o si tenés dudas al respecto no dejes de hacerlo en el corto plazo.

 

 

La empresa de emergencias médicas y urgencias médicas de Mendoza y Cuyo, una de las empresas pioneras en el sistema pre hosptalario de Argentina.

Axel RodriguezPsoriasis y el frio: cuidado de la piel