Dramas médicos: ¿Por qué nos atrapan tanto este tipo de series?

Dramas médicos: ¿por qué nos atrapan tanto este tipo de series?

 

El género médico no se agota con el paso del tiempo: todo lo contrario. Así, cada vez hay más series que tienen como escenario las dramáticas salas de urgencias. No todo se acabó con el clásico E.R., ni con Dr. House, Private Practice o Grey’s Anathomy. Pero, ¿por qué nos atrae tanto este género televisivo?

Lo cierto es que cuando se trata de conocer y comprender cómo funciona el cuerpo humano y cómo puede fallar, es muy difícil no engancharnos. Además, la medicina es por sí misma una fuente inagotable de intrigantes historias. El éxito de los dramas basados en asuntos médicos indica que nos gusta ver e identificarnos con gente que está atravesando situaciones dolorosas o que le causan malestar, es decir, problemas que podríamos llegar a tener que enfrentar también en algún momento de nuestra vida.

Por lo tanto, una de las hipótesis sobre la popularidad de este género es que buscamos aprender sobre nosotros mismos a través de otras personas. Otra es que se trata de una forma popular de voyeurismo.

Si bien estas series proveen información que es útil, pueden también propiciar la hipocondría y la consulta innecesaria en salas de urgencias. Por otro lado, la medicina es una ciencia relativamente nueva. Cada vez más nos volcamos a ella para obtener respuestas. Solemos ubicar a médicos e investigadores en un pedestal, capaces de ayudar a superar la enfermedad y la muerte. Esto sin duda genera muchas expectativas y presión.

Algunas novedades del género

 

The Good Doctor

Esta adaptación de una serie surcoreana ha sido una de las sorpresas de la televisión estadounidense. Su protagonista es un estudiante de medicina con autismo. Así, además de los curiosos casos que se desarrollan en cada uno de sus episodios, se acompaña al protagonista en sus desafíos a nivel personal y profesional.

Code Black

Esta producción también combina las urgencias con las relaciones entre sus protagonistas. Pero esta serie se destaca por su cuidado trabajo de impacto y emotividad, el cual es mucho más intenso que otros dramas médicos y por lo tanto posee un mayor grado de verosimilitud. Además es una de las pocas ficciones del género que incluye un personaje femenino que lidera el elenco.

The Resident

El gancho de esta ficción son sus polémicos casos de drogadicción, aborto, trasplante de órganos y tecnología médica, los cuales generan debates tanto morales como profesionales.

9-1-1

Este programa se centra en el día a día de los operadores de emergencias. Su rasgo distintivo es que involucra a más personas, no solo médicos y enfermeros, sino también policías y trabajadores del centro de atención telefónica de emergencias. Es decir, va más allá de la clásica sala de urgencias de hospital.

Chicago Med

Esta serie surgió del universo de Chicago Fire y Chicago P.D. Aunque se trata de una ficción bastante tradicional, la apuesta acaba siendo atrapante gracias a sus adorables personajes, como el psicólogo interpretado por Oliver Platt; sus interesantes casos y sus historias muy bien conectadas con sus series hermanas.

 

adminDramas médicos: ¿Por qué nos atrapan tanto este tipo de series?