Alerta por Triquinosis

TRIQUINOSIS

La triquinosis también llamada triquinelosis, es una enfermedad zoonótica causada por el consumo de carne cruda o mal cocida de animales infectados con larvas de un parásito del género Trichinella, enquistadas en células musculares de cerdos de cría domiciliaria fundamentalmente, y/o sus derivados (embutidos, chacinados y salazones), así como en  los músculos de animales de caza, como jabalíes o pumas, faenados a campo sin ningún control veterinario.

La persistencia de esta infección está asociada a la pobreza, la falta de controles sanitarios y a los hábitos alimentarios de cerdos de la faena domiciliaria.

La prevalencia epidemiológica de esta enfermedad parasitaria está relacionada habitualmente con la costumbre de cría doméstica de cerdos alimentados en basurales o a base de desperdicios sin tratar (restos de cocina), donde habitan roedores, principal huésped, reservorio y vector de la enfermedad, por estar frecuentemente infectadas con Trichinella spiralis.

Es fundamental eliminar la presencia de ratas del hábitat donde se realiza la cría de cerdos u otros animales domésticos.

triquinosis, alerta triquinosis, triquinosis en argentina, argentina triquinosis, triquinosis mendoza, mendoza, eci emergencias, eci emergencias mendoza, emergencias médicas mendoza, enfermedades por cerdos, cerdos,Trichinella spiralis

El contagio de esta enfermedad se produce principalmente cuando una persona como carne porcina infectada de larvas de Trichinella spiralis enquistadas en su tejido muscular. Quistes que al ser digeridos en el estómago del consumidor, liberan las larvas que migran hacia el intestino donde crecen, maduran y se reproducen, dando lugar a la producción de nuevas larvas que pasan a la circulación sanguínea, para llegar a los músculos estriados dónde se enquistan para permanecer vivas durante años.

 

 triquinosis, alerta triquinosis, triquinosis en argentina, argentina triquinosis, triquinosis mendoza, mendoza, eci emergencias, eci emergencias mendoza, emergencias médicas mendoza, enfermedades por cerdos, cerdos,

 

La Enfermedad

El cuadro clínico en el ser humano es muy variable y puede ir desde una infección asintomática hasta una enfermedad fulminante y mortal, dependiendo del número de larvas ingeridas y del estatus inmunológico del huésped.

La aparición repentina de molestias y dolores musculares, cefalea, edema de párpados, inyección conjuntival, decaimiento y la presencia de fiebre, son signos tempranos característicos y comunes, que pueden ser confundidos inicialmente con un estado gripal. Pero la persistencia de los síntomas y en ocasiones su empeoramiento, orientan al médico para su diagnóstico.

Aproximadamente el 50% de los infectados presenta algunos síntomas gastrointestinales (vómito, diarrea, dolor abdominal), así como la presencia de reacción cutáneas pruriginosa de corta duración.

Si la infección es grave; la diseminación de las larvas puede comprometer el miocardio, con frecuentes arritmias, miocarditis o insuficiencia cardíaca, el pulmón (neumonitis) o el encéfalo, donde la persona podría presentar problemas de coordinación.

Diagnóstico

Se hace en aquellas personas que tengan signos y síntomas compatibles con Triquinosis, que manifiesten haber consumido carne de cerdo o sus derivados crudos o mal cocidos y cuyo examen de laboratorio pude mostrar aumento de eosinófilos, valores elevados de enzima muscular (CPK), biopsia muscular con quistes de Trichinella presentes y título de anticuerpos específicos en sangre.

Tratamiento

Los medicamentos se pueden usar para tratar infección reciente. No hay un tratamiento específico para la triquinosis una vez que las larvas han invadido los músculos. Los analgésicos pueden aliviar el dolor muscular.

PREVENCIÓN

Criadores

  • Respetar las normas establecidas por los servicios veterinarios para la cría de cerdos.
  • Los cerdos deben ser criados en instalaciones adecuadas sin presencia de ratas.
  • El cerdo deber ser bien alimentado, evitando el uso de desperdicios de mataderos y/o residuos de casas de comida/restaurantes o basura en general, ya que en ellos puede haber restos de alimentos contaminados con el parásito.
  • En el criadero, eliminar los cadáveres de cerdos y otros animales para que no puedan ser consumidos por otros cerdos, ratas ni animales carnívoros.
  • En caso de realizar la faena casera de cerdos para consumo propio, se debe verificar mediante un análisis de laboratorio que la carne no está infectada con el parásito.

Este control es la única garantía para los consumidores de cerdo y sus productos derivados.

  • Si se encuentra el parásito en un animal, es necesario eliminar la res completa.
  • Tener en cuenta que la salazón, el secado y el ahumado no matan a la Trichinella spiralis.

Consumidor

  • Consumir siempre carne de cerdo y sus productos derivados chacinados y embutidos (como jamón, panceta, longaniza, chorizos) faenados y/o elaborados por establecimientos autorizados para tal fin por la Autoridad Sanitaria competente (SENASA, Ministerio de Agricultura provincial, Bromatología provincial o municipal, según corresponda).
  • Adquirir los productos solamente en comercios habilitados, verificando en la etiqueta que hayan sido elaborados por empresas autorizadas, el nombre del establecimiento y sus datos, así como la habilitación de Autoridad Sanitaria competente, lo que implica que fueron controlados bromatológicamente
  • Se recomienda no consumir productos caseros excepto que los mismos hayan resultado negativos a los análisis de laboratorio.
  • La venta callejera de estos alimentos está prohibida.
  • Si consume carne fresca de cerdo, puma o jabalí, cocine completamente hasta que desaparezcan los jugos rosados (temperatura interna: 71ºC)
  • Productos de la caza: es importante que las carnes destinadas al consumo particular del cazador sean sometidas a una inspección veterinaria post mortem y en especial que muestras del diafragma, músculos de la lengua o maseteros del animal sean enviadas al laboratorio para la realización de estudios que descarten la presencia de larvas de Trichinella spiralis

 

Autor:  Prof. Mg. Aldo Sergio Saracco, médico toxicólogo

Director Observatorio de Salud Pública y Problemáticas de Consumo

Universidad Nacional de Cuyo

Titular Cátedra Toxicología, FCM – UM.

Ajunto Cátedra Medicina Legal, FCM – UNCuyo

 

Informes:

Laboratorio de Salud Pública

Talcahuano 2194 – Godoy Cruz, Mendoza

Tel: 261-4270792/5402/0784

Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes

Gobierno de Mendoza

 

Seguí leyendo: Virus Gripe A

 

 

adminAlerta por Triquinosis